Loading...

sábado, 28 de febrero de 2015

Gobierno Bolivariano de Carlos Mata Figueroa Rehabilitó Ambulatorio La Uva en Coche

 Con monto de 721millones 229 mil con 26 bolívares

**** El nuevo establecimiento de salud que beneficiará a más de 70 familias del sector La Uva, pueblos aledaños y a turistas  que acude de visita a esta localidad.

(Prensa Gobernación/María Victoria Bermúdez) El líder revolucionario de la región insular, Carlos Mata Figueroa, el alcalde Freddy Serrano, la autoridad única en Salud Pedro Fernández y de más personalidades, entregaron a la comunidad de Coche municipio Villalba el Ambulatorio Rural Tipo I, La Uva.

Con una inversión 721millones 229 mil con 26 bolívares, el mandatario bolivariano entregó totalmente equipado y remodelado el nuevo establecimiento de salud que beneficiará a más de 70 familias del sector La Uva, pueblos aledaños y a turistas  que acuden de visitan a esta localidad.
El centro asistencial prestará los servicios de medicina general, ginecología, entre otros, dirigidos a adultos, niños, niñas y adolecentes.
El mandatario socialista expresó “Me siento bien contento de venir a entregarle a la comunidad La Uva suambulatorio Tipo I y con todos los periquitos como dicen aquí; Este centro de salud estaba desastroso, así lo recibimos de la admiración pasada y hoy podemos hablar que estamos entregando una clínica prácticamente”.
 “Un esfuerzo fundamental para invertir en la comunidad, que es tan importante para nosotros, seguiremos dignificando al pueblo para que tenga todas las atenciones médicas necesarias”, expresó.
Pedro Fernández, presidente de la corporación de la salud del estado (Corposalud), indicó “Esta unidad quedó en excelente condiciones y felicito a todo el equipo que hizo posible este logro, a la alcaldía de Villalba y su alcalde Freddy Serrano por el empeño y la meta propuesta”.
Por su parte la autoridad municipal Freddy Serrano señaló “con esta rehabilitación los pobladores de La Uva tendrán una mejor calidad de vida y asistencia en la salud, agradeciendo  al gobernado Carlos Mata Figueroa, a Pedro Fernández y al doctor Ángel Valdivieso, por el rescate del ambulatorio que tenia más de 5 años abandonado y en estado critico, tomando en cuenta que era una petición de los habitantes del La Uva.
Diannys Fernández,  moradora de la comunidad, manifestó  sentirse  agradecida con el mandatario regional “Estas instalaciones son muy buenas, hace tiempo que carecíamos de este servicio y gracias a Mata Figueroa, ahora lo tenemos en el pueblo y no tenemos que trasladarnos a San Pedro de Coche”.
Fotoleyenda / Fotos Arcadio Millán
1.    Gobernador Carlos Mata Figueroa, alcalde Freddy Serrano, la autoridad única en Salud Pedro Fernández entregaron a la comunidad de Coche el Ambulatorio Rural Tipo I, La Uva.
2.    Rehabilitado Ambulatorio Rural Tipo I, La Uva.
3.    Con un monto 721millones 229 mil con 26 bolívares, el mandatario bolivariano entregó totalmente equipado y remodelado el nuevo establecimiento de salud.
4.    Carlos Mata Figueroa “Hoy podemos hablar que estamos entregando una clínica prácticamente con todos los periquitos como dicen aquí”.
5.    Diannys Fernández,  moradora de La Uva.







Te Gusta Fácil? Conocela... (ARTÍCULO 19)

Nueva Esparta fue el primero en femenino en nacional de atletismo




La entidad insular logró obtener 18 preseas y se posicionó en el primer lugar del medallero femenino con 4 de oro, 3 de plata y 3 de bronce

Mariée Gil Gómez – Prensa Iasdebne

La Ciudad Deportiva fue testigo del talento que derrocharon los mejores corredores del país ayer en el Campeonato Nacional de Atletismo, modalidades Fondo y Semifondo  “Copa Gobernador del estado Nueva Esparta”, que se realizó en una jornada única.
El seleccionado femenino neoespartano logró el primer lugar en el medallero, mientras que Miranda fue el primero en masculino, en una contienda que inauguró oficialmente la tan anhelada pista ubicada en las instalaciones de Pampatar.
Berónika García se alzó con dos preseas doradas en los 800 y 1.500 metros planos y César Zamora sumó una de oro al medallero insular al remontar en la etapa final de los 1.500 con un tiempo de 4:29.52.
Más de 120 atletas de 12 estados del país compitieron en las categorías menor, juvenil y adulto en las modalidades 800, 1.500, 3.000, 5.000 y 10.000 metros planos, en las carreras selectivas para el Suramericano de Fondo y Semifondo a realizarse en Argentina en el mes de septiembre.

Iasdebne comprometido con el Atletismo insular

El Instituto Autónomo Socialista del Deporte del estado Nueva Esparta (Iasdebne) continúa brindando su apoyo al atletismo neoespartano, no sólo en este importante evento deportivo nacional, sino en los compromisos de la selección en otros estados.
Así lo informó el presidente del Iasdebne, Ricardo Godefroy, quien acompañó  a los atletas durante toda la jornada en el campeonato realizado en la Ciudad Deportiva, complacido por la actuación de los competidores insulares.
“La realización de este importante campeonato en nuestra instalación da muestra del compromiso que tiene el Iasdebne con el deporte en Nueva Esparta, pues hemos apoyado al seleccionado de atletismo neoespartano en sus últimas carreras nacionales y hoy hemos puesto todo nuestro empeño para cumplir con la tarea encomendada  por la Federación Venezolana de Atletismo”, apuntó el representante de deportes.
En este sentido, señaló que el Iasdebne logró la presencia de los competidores margariteños en el Nacional de Marcha realizado en Guatire, estado Miranda; Nacional Cross Country en Caraballeda, estado Vargas y el Nacional por Especialidades que se lleva a cabo en Lara este fin de semana.
De esta manera, el Gobierno Bolivariano del estado Nueva Esparta impulsa el deporte, apoyando a sus atletas con todas las herramientas necesarias para su ascenso.


Marcha Bolivariana recorrió calle Igualdad de Porlamar en rechazo a injerencia imperialista

 Y en conmemoración de los 26 años de estallido popular

*** El 27  de febrero 1.989, hubo  un estallido social que dejó una gran cantidad de personas muertas que solo protestaban por el estado de pobreza en el que se encontraban sumergidos

 (Prensa Gobernación/Francis Moreno UBV) El mandatario regional Carlos Mata Figueroa junto a la primera combatiente Dinorah Villasmil de Mata, marcharon con la militancia del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) y demás organizaciones políticas que apoyan la revolución, así como movimientos sociales, entre otros, para levantar la voz en contra de injerencias imperialistas y en conmemoración  de los 26 años del estallido popular del 27 de febrero de 1.989, fecha en la que se registró el “Caracazo” en contra de las medidas económicas del entonces presidente Carlos Andrés Pérez.

En la caminata que recorrió la calle Igualdad de Porlamar, municipio Mariño, el gobernador socialista Carlos Mata Figueroa manifestó; que no se puede pasar por alto lo que se vivió hace 26 años, donde hubo una gran cantidad de personas muertas que solo protestaban por el estado de pobreza en el que se encontraban sumergidos, señaló que los mismos del 27 y 28 de febrero de 1.989 son los que hoy quieren destruir al pueblo, pero que no podrán lograrlo por cuanto  ahora hay un despertar y una revolución en los habitantes de la nación.

Al mismo tiempo subrayó  el líder regional que: “apoyamos al gobierno constitucional del presidente  Nicolás Maduro Moros y rechazamos la injerencia imperialista en nuestro país, aquí no los queremos, tenemos gente capacitada e inteligente para resolver los problemas y hoy más que nunca el pueblo está fortalecido”, apuntó Mata Figueroa. 

El gobernante expresó que hay que estar alertas, pendientes y vigilantes para que nadie le quite la esperanza a los venezolanos,  al tiempo que exhortó a los simpatizantes del socialismo a no dejarse comprar las conciencias para seguir atendiendo al necesitado, en ese sentido resaltó que “desde aquí de Nueva Esparta no abandonaremos al pueblo y así obtendremos una victoria popular segura”, refirió Mata.  


Fotos: Arcadio Millán 




PNB logra liberación de rehén en supermercado de Catia


IMG-20150227-WA0007.jpg
Ccs, 28 de febrero de 2015.- En horas de la noche de este viernes funcionarios de la Policía Nacional Bolivariana, en Catia consiguieron frustrar un secuestro a mano armada y a su vez capturar a los implicados en este hecho delictivo.
El suceso inició en el sector Pérez Bonalde de la mencionada jurisdicción, donde un ciudadano alertó a la comisión policial que se estaba efectuando el robo a un chofer de transporte público perteneciente a la Línea Primer Plan, a lo que de inmediato se movilizaron los uniformados para repeler tal acción.
Al percatarse los malhechores de la presencia policial, emprendieron su huida, logrando el sujeto que portaba el arma de fuego, introducirse en un supermercado de la localidad, llevándose con él a un ciudadano en calidad de rehén. Luego de varios minutos de diálogo sostenido entre el efectivo de la PNB y el secuestrador, se efectuó la entrega voluntaria del sujeto.
IMG-20150227-WA0008.jpg
Al momento de la aprehensión, unos de los maleantes declaró a las autoridades competentes poseer una identificación falsa y que su verdadero nombre es Golby Joel Gómez Farias y el segundo quedó identificado como Heraldo David Guevara Guararte (21). La pistola incautada es de marca smith&wesson, calibre 9mm contentiva de 11 cartuchos sin percutir.
Ambos detenidos compadecerán en las próximas horas ante el Ministerio Público, para dictaminar sentencia por los delitos cometidos.
Para más información sobre el Cuerpo de Policía Nacional Bolivariana, sigue nuestros canales de comunicación: Twitter @cpnb_ve, Instagram @cpnb_ve, centro de llamadas 0800POLINAC (08007654622) y la página web www.cpnb.gob.ve
Por último, le colocamos a su disposición estos medios de contactos para realizar denuncias ante  la Oficina de Respuestas de Desviaciones Policiales por cualquier infracción o delito cometido por nuestros funcionarios de la CPNB. ¡Tú denuncia es confidencial!
PRENSA CPNB

Presidente Maduro: Medios de comunicación se han declarado como en 2002 en guerra contra el pueblo


27.FEB.2015 
Foto: Archivo
El presidente de la República, Nicolás Maduro, denunció este viernes que los medios de comunicación privados del país reinciden en los planes conspirativos en 2015, tal como sucedió durante el golpe de Estado contra el líder de la Revolución Bolivariana, Hugo Chávez, el 11 de abril de 2002.
“Estuve viendo hoy los noticieros de los medios de comunicación de la burguesía y están todos metidos en el plan del golpe. El tipo de tratamiento que le dan a los asuntos del país es una manipulación total, abierta y descarada”, sentenció, al dirigirse vía telefónica al país mientras se desarrolla una sesión especial con los educadores aragüeños, encabezada por el gobernador de la entidad, Tareck El Aissami.
Al respecto, llamó a la máxima conciencia del pueblo para enfrentar esta campaña mediática contra la Revolución Bolivariana que emprenden las corporaciones mediáticas.
“Llamo a la máxima conciencia del pueblo porque los dueños de los medios se han declarado otra vez, como en 2002, en guerra contra el pueblo. Llamo a la batalla de ideas y la mejor batalla de ideas es la movilización del pueblo en la calle”, sostuvo el jefe de Estado.
En ese sentido, convocó a los venezolanos a asistir a la marcha antiimperialista que se realizará este sábado en Caracas que, además, servirá para repudiar los ataques de la burguesía mediática.
Los medios de comunicación privados asumieron en abril de 2002 el papel de los partidos políticos de la derecha y dirigieron el golpe de Estado contra el comandante Chávez.
En el golpe participaron medios de comunicación privados, partidos políticos, empresarios, la jerarquía eclesiástica y militares del alto mando de la Fuerza Armada Nacional de aquel entonces, todos ellos dirigidos por el gobierno de Estados Unidos con el apoyo de otros países y organismos internacionales, como la Organización de los Estados Americanos (OEA).
AVN

¡No se deje engañar! Claves del Caracazo, el 27 de Febrero de 1989 y la guerra económica actual (+Fotos)


27.FEB.2015 
Fotos: Archivos
Si hay algo que ha aprendido el pueblo venezolano en estos últimos 26 años después del llamado Caracazo, es a no dejarse engañar por matrices de opinión y a saber reconocer en la complejidad del acontecer político, cuáles son los verdaderos enemigos de los pobres.
En la presente investigación, presentamos esquemáticamente la diferencia entre las causas que originaron el estallido social llamado Caracazo del 27 de febrero de 1989, y la actual Guerra Económica que el país vive, en donde la derecha está tratando de tomar provecho de la situación para llevar al país a un segundo Caracazo, con el tema del desabastecimiento, las colas y la escasez rotativa de productos.
27 de febrero de 1989
¿Qué fue?
El llamado Caracazo o Sacudón fue un estallido social que los sectores populares de Venezuela llevaron a cabo del 27 de febrero de 1989 al 8 de marzo del mismo año, en protesta por las medidas económicas tomadas por el entonces presidente Carlos Andrés Pérez.
La salvaje actuación de los organismos de seguridad dejaron tantos muertos que, hasta el sol de hoy, todavía no se saben las cifras exactas de la cantidad de muertos que dejaron en las calles de Caracas.
El nombre proviene de Caracas, la ciudad donde acontecieron la mayor parte de los hechos, aunque su inicio fue en la ciudad de Guarenas.
Causas
La noche del 16 de febrero de 1989, el presidente Carlos Andrés Pérez presentó a los venezolanos, en cadena nacional, su proyecto llamado “Paquete económico” propuesto por el Fondo Monetario Internacional (FMI) como respuesta a la crisis económica que enfrentaba el país desde el “Viernes negro” (1983).
Este “paquetazo” de Carlos Andrés Pérez, representó una devaluación de 400%. La frustración contenida de los sectores populares, producto de las políticas represivas sirvieron de caldo de cultivo para aquel estallido.
Por este motivo, con la aplicación del paquetazo económico, las protestas no se hicieron esperar. Los focos de reacción comenzaron en el terminal de Guarenas-Guatire, cuando los pasajeros se enfrentaron con la especulación de los transportistas urbanos quienes aumentaron los precios en 300% y no en 30%, como lo ordenó el gobierno, luego la onda se propagó a Caracas y sucedió lo que el gobierno temía: saqueos y disturbios en contra de las medidas económicas.
Además, los puntos de mayor protesta fueron en Caracas, Guarenas y Los Teques, donde se registraron saqueos de comercios y vehículos incendiados. En Mérida, San Cristóbal, Maracaibo, Puerto La Cruz, Ciudad Guayana, Ciudad Bolívar, Cumaná, Barquisimeto, Valencia y Barinas, se repitieron los hechos de violencia con saqueos a supermercados y transportes de alimentos.
Cuando las fuerzas de seguridad de la Policía Metropolitana (PM), Fuerzas Armadas del Ejército y de la Guardia Nacional (GN) salieron, por órdenes del presidente a reprimir las protestas, el resultado fue un baño de sangre en todo el país, en especial en Caracas. La masacre ocurrió el día 28 de febrero cuando salieron a las calles a reprimir.
Aunque las cifras oficiales reportan 276 muertos y muchos heridos, algunos reportes extraoficiales hablan de más de 2 mil personas fallecidas y 5 mil desaparecidas.
Sin embargo, estas cifras aumentaron con el descubrimiento de fosas comunes en el Cementerio General del Sur en Caracas, en un sector que llamaron “La Peste”.
Consecuencias
El estallido social puso de manifiesto que en Venezuela y en América Latina, en general, se rechazaba tempranamente el modelo neoliberal.
Asimismo, constituyó un rompimiento contra todo el orden establecido con el llamado pacto de Punto Fijo y la constitución de 1961.
Por su parte, el Presidente Chávez lo vio de la siguiente manera: “El campanazo que dio inicio a esta revolución de la última década del siglo XX venezolano: el 27 de Febrero de 1989. La rebelión popular de Guarenas, ahí comenzó. Luego, las rebeliones militares del 4 de febrero de 1992 y el 27 de noviembre de ese mismo año abrieron, y el apoyo de la masa, de ustedes, fue lo único que abrió este camino, si no, no estaríamos aquí” (Chávez, 1999:483).
Guerra Económica 2015
La derecha ha promovido el desabastecimiento inducido, las colas, y la escasez rotativa de productos, para crear descontento en la población y producir un estallido social parecido al ocurrido el 27 de febrero de 1989.
La incautación de toneladas de productos básicos en galpones de empresas privadas, evidencian que la Guerra Económica; el desabastecimiento de productos es inducido por el sector privado que la lleva a cabo en contra del pueblo venezolano y el Gobierno.
Las condiciones bajo las cuales se produce la actual Guerra Económica que sufre el pueblo de Venezuela, se distancian en gran medida de las que generaron el estallido social de aquel 27 de febrero de 1989.
El conjunto de conquistas sociales logradas con el Presidente Chávez, en materias de salud, educación, trabajo, deporte, arte y cultura, son la razón de peso para que los sectores populares no salgan a generar un estallido social parecido al del 27 de febrero del 89.
Hugo Chávez fue un gran comunicador y enseñó al pueblo a no dejarse engañar por las matrices de opinión que manejaban los medios de la burguesía, como la que actualmente circulan de una crisis económica producida por un mal manejo de los recursos por parte del Gobierno.
En este sentido, el pueblo también ha sabido reconocer que el enemigo contrarrevolucionario ha estado infiltrado en nuestras filas, desde donde desfalcaron en gran medida al Estado, lo que ha dificultado frenar la Guerra Económica.
Finalmente, es la conciencia revolucionaria del pueblo, un sistema político incluyente y 15 años de experiencias resistiendo los ataques del imperialismo Norteamericano y sus lacayos en Venezuela, lo que ha permitido que los sectores populares no salgan nuevamente a las calles a protestas por la situación.
La Iguana TV

Lo que anhela la oposición: Así estaba Venezuela antes de la llegada del comandante Chávez (+Titulares)


27.FEB.2015 
Foto: Archivo
Quién no ha escuchado a algún representante de la oposición decir cosas como: “Es que Venezuela está mal”, “Es que aquí no se puede vivir”, “Es que en Venezuela ya no existe libertad de expresión”, “Chica, ¿no has visto cómo está la bendita inflación esa?”, “Es que definitivamente, este régimen castro comunista chavista rojo rojísimo nos tiene pasando hambre”.
Expresiones como éstas son muy comunes en los sectores que adversan a la Revolución; para ellos, según afirman, no ha existido un momento histórico más exquisito y chévere que aquel período cuartorrepublicano. “Es que Carlos Andrés, Lusinchi y Caldera eran lo máximo”, afirman.
Nada más alejado de la realidad. Privatización de CANTV y de muchas otras instituciones gubernamentales, inflación por encima del 80% y hasta del 100%, toques de queda y suspensión de las garantías, despido y execración de educadores comunistas, suspensión de la libertad de expresión, apagones, masacres contra el pueblo más pobre, hambre; todas estas son apenas algunas referencias que describen la verdadera cara del “paraíso democrático” que tanto defienden los sectores de derecha.
¿Que vivíamos bien? Basta observar las portadas de los diarios de aquella época para convencernos de lo contrario.
LaIguana.TV

El silencio de la OEA ante la masacre del pueblo durante el Caracazo


27.FEB.2015 
Foto: Archivo
Un 27 de febrero de 1989 el pueblo de Venezuela despertó ante la agonía moral en la que vivía frente a las medidas neoliberales del “paquete económico” del gobierno de Carlos Andrés Pérez. Desde ese día han pasado 26 años y mientras salían a las calles a clamar justicia, miles de venezolanos fueron masacrados a manos de las fuerzas de represión de los órganos de seguridad del Estado.
En medio de esa violación de los derechos humanos, no hubo ningún pronunciamiento ni condena de organismos internacionales, entre los cuales figura la Organización de Estados Americanos (OEA). Ante los ojos del mundo, en Venezuela no ocurría ningún hecho irregular.
El Comandante Hugo Chávez, tras participar en un acto en Caracas para conmemorar los 22 años del Caracazo, detalló que en esos días de rebelión popular contra el neoliberalismo “toda esa semana fue de masacre y ahí no hubo ningún Naciones Unidas, no hubo ningún OEA que se pronunciara contra esa masacre. Todo lo contrario, apoyaron aquel gobierno porque era un gobierno títere del imperio norteamericano”.
Al término de los años 80, los organismos internacionales callaban frente a las gobiernos neoliberales. Venezuela no fue la excepción. Si la OEA no emitió ningún pronunciamiento al respecto, a la Corte Interamericana de los Derechos Humanos (Corte-IDH) le llevó 10 años reconocer la masacre El Caracazo.
A diferencia de los que ocurrió hace ya 26 años, en la actualidad el secretario general de este organismo, José Miguel Insulza, ha sido partícipe político en los procesos internos de Venezuela, al punto de solicitar la liberación los procesados por la justicia por estar involucrados en los hechos violentos del año 2014, los cuales dejaron 43 personas fallecidas y más de 800 heridos.
Por esos hechos violentos de 2014, promovidos por la ultraderecha, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) puso de inmediato su atención en el país, condenando la labor de las autoridades para mantener la paz y el orden democrático y victimizando en el mundo a los causantes de la violencia y el terrorismo.
El presidente de la República, Nicolás Maduro, subrayó la necesidad de acabar con el sistema de impunidad oligárquica internacional, ante las continuas agresiones del imperio norteamericano contra Venezuela.
Durante el programa semanal En Contacto con Maduro, del pasado 24 de febrero de 2015, indicó que el país está acabando con el referido sistema de impunidad con la verdad y justicia.
Recordó que Venezuela ha elevado ante instancias internacionales, como la OEA, diversas denuncias sobre violaciones a derechos humanos, ataques y agresiones por parte de la derecha nacional e internacional sin obtener respuestas.
“Es el sistema de complicidad oligárquica, de impunidad oligárquica internacional, y nosotros tenemos que derribar ese sistema y lo estamos derribando con valentía, con coraje, con la verdad, con la justicia”, expuso el Mandatario.
AVN

La utopía del neoliberalismo explotó en Caracas en febrero de 1989


27.FEB.2015 
Foto: Archivo
El neoliberalismo económico no era una mala palabra en los 80. Era, de hecho, la doctrina que se asumía como la tabla de salvación para un sistema capitalista que hacía aguas.
Los postulados del economista británico John Maynard Keynes (1883-1946), que se centraban en valorar el poder del Estado en la economía y su capacidad de estimularla en épocas de crisis, eran dejados de lado poco a poco desde los 70.
En su Teoría General del Empleo, el Interés y el Dinero, de 1936, Keynes planteaba como respuesta a la Gran Depresión de 1929 la importancia de la intervención del Estado, para producir crecimiento económico con base en el pleno empleo.
Aunque respalda el capitalismo, consideraba necesaria la intervención estatal para “corregir las disfunciones del mercado”, así como el uso de la política fiscal y monetaria y la inversión pública, lo que, además, se reflejaría en paz social y aumento de la productividad, tal como señala el analista Augusto Lapp Murga en un artículo publicado en 2012 en el portal web Rebelión.
En su obra cúspide, Keynes critica la teoría liberal clásica, y señala que esas ideas del libre mercado “no son las de la sociedad económica en que hoy vivimos, razón por la que sus enseñanzas engañan y son desastrosas si intentamos aplicarlas a los hechos reales”, lo cita José de Jesús Rodríguez Vargas en su tesis doctoral en Economía de la Universidad Autónoma de México, de 2005.
“Los principales inconvenientes de la sociedad económica en que vivimos son su incapacidad para procurar la ocupación plena, y su arbitraria y desigual distribución de la riqueza y los ingresos”, añade Keynes sobre el sistema liberal.
Además, considera de “importancia vital establecer ciertos controles centrales en asuntos que actualmente se dejan casi por completo en manos de la iniciativa privada”.
Sus ideas sustentaron el llamado Estado de bienestar que caracterizó a la socialdemocracia y que luego, con la caída de sus postulados en los 70 y 80, derivó en el neoliberalismo.
Dice Rodríguez Vargas que la cúspide del keynesianismo fue en los años 60. “Cumplió con sacar al sistema capitalista de su crisis más profunda, de la deflación y del desempleo; reformó al sistema y lo desarrolló a niveles extraordinarios. Había desplazado y arrinconado en las universidades a la teoría del liberalismo, a la teoría clásica, neoclásica y microeconómica”, señala.
El giro neoliberal
El giro económico neoliberal que vivió el mundo desde los años 70 le dio la espalda a esas ideas keynesianas, las mismas que le habían ayudado a superar la gran depresión y alcanzar una etapa de crecimiento económico y estabilidad.
El economista austriaco Friedrich von Hayek (1899-1992) fue uno de los promotores de esa tesis del libre mercado. Fue ideólogo del esquema derechista que caracterizó al Chile de Augusto Pinochet.
Lapp Murga recuerda que para Hayek los keynesianos hacen del Estado un “dictador económico”, y, por ello, es partidario de un Estado mínimo. “Su programa básico es: desreglamentar, privatizar, disminuir los programas contra el desempleo, eliminar las subvenciones a la vivienda y el control de los alquileres, reducir los gastos de la seguridad social y, finalmente, limitar el poder sindical”, dice el intelectual.
Las ideas de Hayek fueron apoyadas por Margaret Thatcher, en Reino Unido, y Ronald Reagan, en Estados Unidos. La tesis de la austeridad está en la base de estas propuestas, en contraposición al fortalecimiento de la inversión que sostenía Keynes.
En América Latina, a mediados de los 80 comienza la implementación de políticas de “ajuste estructural y estabilización económica” para frenar los efectos de la crisis de la deuda externa, lo que creó las condiciones para la instauración del proyecto neoliberal, tal como refiere Fermín Eudis, en un artículo publicado en 2010 en la revista de Ciencias Sociales del Instituto de Investigación de la Universidad del Zulia.
Era el Consenso de Washington en su apogeo. Con este nombre se designó en 1989 un conjunto de fórmulas que constituían el paquete de reformas estándar promovido para los países en desarrollo azotados por la crisis, según instituciones como el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial (BM). Representaban la liberación económica y la expansión de las fuerzas del mercado.
Eudis indica que la implementación de este modelo en la región se dio en dos fases: la de reducción funcional del Estado en la economía y la redimensión de las políticas económicas para cumplir las normas impuestas por los órganos financieros multilaterales.
En el primer período, se introdujeron políticas de choque para recortar el gasto público social y elevar las tasas de interés, recuerda Claudio Katz en una publicación de septiembre 2014 en el portal web Rebelión.
En la segunda etapa, añade, “las supersticiones en la mano invisible (del mercado) fueron complementadas con propuestas de darwinismo social competitivo. Se incentivó el remate de las propiedades del Estado y la apertura masiva a las importaciones. Con el pretexto de restaurar patrones de riesgo, esfuerzo y productividad, se propició la reducción de los ingresos populares y el aumento de la desigualdad”.
“El establishment transformó estos principios en un libreto de toda la sociedad. El mismo relato fue expuesto por los gobernantes, transmitido en las escuelas, enaltecido en las universidades y popularizado por los medios de comunicación”, prosigue Katz.
La glorificación
El capitalismo liberal fue glorificado para que se considerara como el único modelo económico posible y deseable, cuando la verdad es que crea grandes desigualdades. Así lo ha señalado el ensayista e intelectual canadiense John Ralston Saul, nacido en Ottawa en 1947 y quien ha llegado a sostener que la economía se ha colocado como un dios que dirige el mundo actual.
“Se hace creer al ciudadano que el rumbo de todo lo humano depende de unos parámetros económicos cuyo manejo está mas allá del alcance de la mayor parte de los hombres, de modo que se les aboca a la pasividad y al individualismo”, dijo en una entrevista al portal español El Diario en octubre de 2012.
Aunque no es anticapitalista, Ralston Saul sí cuestiona planteamientos como la globalización y la adoración liberal y del mercado de los 90. Culpa a economistas, directivos, consultores y periodistas de economía por difundir “la idea de que el comercio libre, la globalización y la búsqueda del crecimiento eran el único camino a la prosperidad”.
Caracas se levanta
En el caso de Venezuela, el ajuste estructural de la economía toca sus puertas en 1983, después de la crisis del llamado Viernes Negro (abrupta devaluación bajo el gobierno de Luis Herrera Campins).
La segunda etapa de esta expansión neoliberal llega al país en 1989, cuando Carlos Andrés Pérez, a semanas de haber sido electo para su segundo mandato, anuncia el paquete económico que le recetó el FMI a cambio de un crédito de 3.000 millones de dólares.
Liberación de tasas de interés (lo que elevaba los costos de los créditos y daba el máximo rendimiento a los bancos), unificación cambiaria y eliminación de tasa de cambio preferencial, mercado libre de divisas, liberación de precios, eliminación de aranceles a la importación e incremento en tarifas de servicios, de la gasolina y del transporte público forman parte de ese grupo de medidas.
Junto a la creciente pobreza, el descontento popular se extendió. En pueblo tomó las calles en rechazo a este recetario, y la respuesta fue una feroz represión gubernamental. El Caracazo quebró entonces la historia del país.
Como señaló Katz: “El neoliberalismo contrajo los ingresos populares, afectó la capacidad de consumo, incrementó la sobreproducción de mercancías y agravó varias modalidades de sobre-acumulación de capital”.
Eudis agrega que una corriente explica que esta crisis del modelo neoliberal en América Latina obedeció a que esas políticas “no lograron alcanzar grados de eficacia favorables a la población, sino a los sectores económicos productores e industriales (…) no lograron corregir las brechas de desigualdad y marginalización; por el contrario, aumentaron los niveles de pobreza, exclusión, concentración de la riqueza, precarización del empleo e inseguridad social”.
En Venezuela, mientras en los años 60 el nivel de pobreza fue de 20%, cuando terminan las décadas de los 80 y 90, época en que el neoliberalismo fue hegemónico en la región, ese indicador estaba en 57%.
Katz sostiene que el neoliberalismo mantuvo un bajo nivel de actividad económica y que el recorte de los salarios y del gasto social no incentivó la inversión. “Estuvo ausente el esperado derrame de bienestar desde los acaudalados hacia el resto de la población”.
AVN

Plan económico de Carlos Andrés Pérez volvió más pobres a los pobres


27.FEB.2015
Foto: Archivo
El Fondo Monetario Internacional impuso medidas que debían ser cumplidas para poder acceder a créditos. Estados Unidos calificó a la “Venezuela adeca” como “un ejemplo de democracia” para el hemisferio
El país se hallaba en tensión. Los elevados niveles de inflación, que alcanzaban el 80%, hacían mella en el bolsillo de la población, sobre todo en los más pobres. Venezuela se encontraba sumida en una crisis que hasta Miraflores tuvo que reconocer.
Para el jueves 16 de febrero de 1989, a eso de las seis de la tarde, el otrora presidente de la República, Carlos Andrés Pérez, anunciaría al país las medidas políticas que su Gobierno implementaría para “superar las adversidades”.
Ataviado con un traje negro, desde el Salón Ayacucho, del Palacio de Miraflores, Pérez se dirigía a la nación en cadena de radio y televisión. En ese momento, le acompañaba al Alto Mando Militar, todo su tren ejecutivo y el sector empresarial. Este último, conocía el plan días antes de ser divulgado.
La atención mediática, tanto nacional como internacional, ocupó una parte importante de la agenda del día. Las cámaras, bolígrafos y “flashes” se movían al ritmo en que Pérez, cual director de orquesta, pronunciaba cada frase.
Comenzó la fiesta…
Con un podio marrón –que presentaba el escudo de Venezuela al frente–, en el cual reposaban cuatro micrófonos perfectamente direccionados a su medida, Pérez comenzó su alocución. Aseguraba que los “profundos desequilibrios” no debían posponerse. Según él, había que actuar de inmediato para solventar los problemas en materia social que se padecían.
“El Gocho”, como algunos le decían al Jefe de Estado, reconoció que Venezuela no contaba con los recursos financieros para cancelar las deudas adquiridas con los acreedores mundiales.
Las reservas internacionales operativas se habían agotado. Las obligaciones contraídas por las importaciones hasta el año 1988, que superaron el 20% de la producción petrolera, debían ser saldadas con el gravante de que el Gobierno se comprometió a garantizar los posibles riesgos cambiarios.
Con la mirada fija hacia la cámara central que lo enfocaba, sin el más mínimo rasgo de culpabilidad, Pérez prometió no comprometer el patrimonio nacional, aunque reconoció que no se desentendería del “compromiso adquirido con los empresarios”, su principal apoyo.
“El problema es complejo y lo estamos enfrentando con sinceridad y decisión. Estamos en un proceso de concertación que nos permitirá llegar a las soluciones que no afecten en forma recesiva al aparato productivo del país”, manifestó Pérez, quien desató una ola de aplausos en el auditorio, en señal del respaldo con el que contaba, en mayor medida de la clase dominante que le acompañaba.
La otra parte…
Las críticas no se hicieron esperar. Desde los movimientos de izquierda se argumentó en la necesidad de revisar el plan con una representación conformada por todos los sectores de la sociedad y no sólo con el aval de las cúpulas empresariales y los centros de poder, como, en efecto ocurrió, para evitar que las clases populares se vieran afectadas con estos anuncios.
Ante estas declaraciones, el ministro de la Secretaría de la Presidencia de turno, Reinaldo Figueredo Planchart, les salió al paso y defendió la posición de Pérez, aduciendo que el plan sí fue analizado por un grupo selecto de profesionales. Precisó que el Alto Gobierno sostuvo encuentros con “organismos multilaterales” para conseguir nuevas fuentes de financiamiento.
“No se está haciendo en una forma súbita, de una manera improvisada, sino que fue preparado para ser el gran viraje que ya fue anunciado”, indicó Figueredo Planchart, quien prometió que los titulares de la cartera de economía ampliarían los detalles en los próximos días.
Posterior a todo este escenario, el 22 de febrero el subjefe de la fracción parlamentaria de Acción Democrática (AD), Henry Ramos Allup, aclaró que el programa económico de no debía pasar por el extinto Congreso para ser debatido, puesto que se escapaba de las competencias constitucionales del Poder Legislativo.
“La firma de una Carta de una Intención con el Fondo Monetario Internacional (FMI) no tiene porqué contar con la aprobación o no del Congreso, esa es una facultad del Gobierno. Lo que pasa es que la oposición le tuvo miedo al debate y le dio un ‘palo a la lámpara’”, expresó Ramos Allup, en respuesta a la petición hecha por los legisladores copeyanos y las fuerzas de la izquierda de entonce.
“¿Qué es lo quiere la oposición?, ¿qué el Gobierno no gobierne? Lo más grave es que puede impedir, por este tipo de presiones, el ingreso del dinero fresco que necesita el país”, insistió.
Fantasma de la deuda recorre el mundo
Un día después de la célebre arenga, Pérez enviaba otro mensaje al mundo, sobre todo a la Casa Blanca, dirigida por George Herbert Bush. “El Chairman” estadounidense, David Rockefeller, y el director de la conservadora Sociedad de las Américas, George Landau, fueron condecorados con las órdenes Andrés Bello y Francisco de Miranda, en su primera clase, respectivamente.
Pérez afirmaba que la deuda externa, más que “un fantasma”, constituía un “obstáculo formidable” que impedía el avance de “efectivas rectificaciones” en el continente, referidas a la conducción de la económica en la región, pero jamás mencionó la posibilidad de su reconducción, ni criticó los efectos que ésta generaba en las zonas populares.
“Son muchas las buenas cosas que podemos hacer latinoamericanos y norteamericanos, y que nuestros pueblos y nuestros gobiernos, todos con defectos y omisiones, pero también con grandes propósitos y con logros muy importantes que podemos repetir y podemos mejorar”.
El Mandatario Nacional veía con buenos ojos, cargados a su vez de una obediencia sin precedentes, los lazos que unían a Venezuela con los Estados Unidos. “Pienso que estamos viviendo el nacimiento de una nueva relación, no solamente entre nuestras naciones hemisféricas, sino en el mundo, en el universo”.
“Modelo de democracia”
El entonces embajador de los Estados Unidos en Caracas, Otto Reich, calificó al sistema venezolano como “un modelo de democracia”, aplicable a otras naciones en el hemisferio, debido a su lucha contra “regímenes totalitarios de extrema izquierda”, en alusión a Cuba.
En su discurso pronunciado durante la ceremonia conmemorativa del natalicio del padre de la patria estadounidense, George Washington, realizada en la urbanización El Paraíso, de la ciudad capital, el representante diplomático aseguró que la lucha que liberó Washington era la misma que motivó al Libertador Simón Bolívar para la autodeterminación de sus pueblos, en un gesto de desconocimiento de la historia nacional.
Reich, además, aprovechó la oportunidad para honrar “al padre de la democracia moderna” en Venezuela, Rómulo Betancourt, a quien le atribuyó los esfuerzos por guiar al país de la época de la dictadura de Marcos Pérez Jiménez a una transición democrática.
“Muestras de coraje”
Para el sábado 18 de febrero, el mismo hombre que dijo haber recibido de manos del primer mandato de Pérez “un país hipotecado, el expresidente Luis Herrera Campins, alabó el gesto de “valentía” que mostró “El Gocho” al anunciar el paquete económico.
Pese a que el partido Copei, para entonces, exigió revisar el plan de Gobierno antes de que fuera anunciado, Herrera Campins señaló que Pérez dio “una muestra de coraje” al asumir la responsabilidad de esas medidas, “aconsejadas por nuevos amigos del equipo económico oficial”.
Para el dirigente socialcristiano, era urgente que se implementaran, cuanto antes, el conjunto de planteamientos, ya que, de acuerdo a su percepción, su predecesor, Jaime Lusinchi, había dejado las finanzas públicas “en el esterero”.
Los días transcurrieron, y con ellos los golpes al estómago del pueblo. En lugar de superar la crisis, inflación, desnutrición, analfabetismo y miseria se incrementaron en menos de dos años. Hay quienes afirman que en los cerros y zonas populares “la cara del diablo” se hizo presente.
RNV

¿Por qué la oposición venezolana pide al CNE que organice sus elecciones internas?


27.FEB.2015 
Foto: Archivo
Intensa y alarmista ha sido siempre la campaña desplegada por la oposición venezolana dirigida a sembrar dudas sobre el sistema y el organismo rector de los procesos electorales de la República Bolivariana de Venezuela, pero la realidad es que su discurso es desmentido por la naturalidad con la que colocan sus propios procesos electorales internos en manos del Consejo Nacional Electoral (CNE) de Venezuela.
Los venezolanos votan con un sistema electoral completamente automatizado y auditable. Fue valorado como el mejor del mundo por el ex presidente de Estados Unidos Jimmy Carter, experto y con experiencia de observación y monitoreo de al menos 92 elecciones en diversos países.
Al sistema se le hacen 17 auditorías antes de cada elección, entre ellas destaca la auditoría que expertos matemáticos e ingenieros militantes de los partidos políticos, tanto chavistas, como opositores, realizan al sistema de transmisión de datos electorales, que se realiza antes y después del comicio para verificar que la red no haya sido vulnerada por factores externos. Todos los partidos participan de las auditorías.
Además, los electores al seleccionar a su candidata o candidato en las ya auditadas máquinas de votación, reciben un comprobante, también llamado voto físico -impreso en papel especial e identificado con un código no secuencial- que refleja la elección hecha y que luego se deposita en las cajas de resguardo.
Para auditar los votos físicos se toma una muestra de 54%, aun cuando estadísticamente 3% sea suficiente. No obstante, la oposición solicitó esta garantía en el año 2006 y el CNE la aprobó.
En esta fase, los miembros de mesa, en presencia de electores y testigos de los partidos políticos abren las cajas, cuentan los comprobantes y los cotejan con las actas de escrutinio y el cuaderno de votación, para validar la consistencia de la información.
Los técnicos electorales de cada uno de los partidos políticos participan en las auditorías, conocen bien el sistema y cada año fijan nuevas garantías. Por todo esto, la coalición de partidos opositores Mesa de la Unidad Democrática (MUD) le solicitó al CNE organizar, como ya lo hizo en 2012, las elecciones primarias para seleccionar a sus candidatos a las parlamentarias pautadas para este año.
También el partido de Leopoldo López, procesado por su responsabilidad en los hechos de violencia que dejaron 43 personas fallecidas y más de 800 heridos en la acción golpista del año 2014, solicitó por segunda vez al CNE organizar sus elecciones internas.
La presidenta del Consejo Nacional Electoral, Tibisay Lucena, destacó este miércoles la confianza que los organizaciones políticas muestran en la institución, sistemáticamente cuestionada y acusada de “fraude” por los mismos partidos que hoy le piden organice sus elecciones internas.
Se trata de una práctica común opositora: deslegitimar al árbitro, responsabilizarlo de sus derrotas y aun así, participar en la organización de cada paso de la elección.
La investigadora, Janeth Hernández quien formó parte de la directiva electoral hasta el 2009, dijo en una entrevista con AVN que los partidos políticos “desde el principio trabajan en todas las etapas. Todo se hace con tiempo suficiente. Todo va tejido, consensuado, son reglas para todo el mundo”.
Recordó que cuando estuvo en el CNE era una constante ver a técnicos, que aun participando de todo el proceso, frente a los medios de comunicación emitían otras opiniones. “Hacia adentro trabajaban y para afuera era otra cosa”.
“Yo les decía: ya tienen su show mediático”, rememoró.
Precisión
El descrédito contradice lo que ocurre puertas dentro de una oposición que sabe que el sistema funciona con precisión.
Algunos de sus alcaldes han ganado por apenas 8 votos. Fredis Rondón del Partido Primero Justicia, actual alcalde Pueblo Llano, en el estado Mérida, ganó por 2.569 votos, mientras que el candidato del Partido Socialista Unido de Venezuela obtuvo 2.561. Una diferencia de apenas ocho votos.
También en Mérida, Alidio Pérez, de la MUD ganó la elección del municipio Padre Noguera con una diferencia de 27 votos, en el comicio de diciembre de 2013.
La precisión del sistema también se prueba en municipios donde el chavismo ha ganado con márgenes de 28 votos, como es el caso del municipio Sosa, en Barinas; o 30 votos, en el municipio Pao San Juan Bautista, de Cojedes.
Las amplias diferencias entre candidatos evidencian las características del sistema. En Chacao, por ejemplo, el alcalde de esa localidad, Ramón Muchacho, de Primero Justicia, fue adjudicado por el Poder Electoral al ganar la elección con 84% de los votos, con un total de 39.424 sufragios, a diferencia de la candidada chavista que obtuvo 6.705 votos.
En Baruta, en el estado Miranda, Gerardo Blyde, de la MUD, ganó con 79,81%, para un total de 112.101 votos, a diferencia del candidato chavista que obtuvo 27.025.
Alcaldes chavistas como Luis Caldera fue electo con el 79,04% de los votos en el municipio Mara, del estado Zulia.
El gobernador de Miranda y dos veces perdedor de elecciones presidenciales, Henrique Capriles Radosnki, fue elegido en primarias como candidato presidencial en el 2012 con el mismo sistema electoral del CNE que sin embargo acusó de “fraude” el 14 de abril de 2013 cuando perdió con el actual presidente de la República, Nicolás Maduro, un resultado con el cual Capriles justificó su llamado a descargar la “arrechera” (rabia) que generó una ola de violencia en la que fueron asesinados 11 venezolanos, todos vinculados con la Revolución Bolivariana.
Luego de este hecho, en diciembre se realizó la elección en la que ganaron 77 alcaldes opositores, de los cuales 13 son de Primero Justicia, el partido de Capriles, organización que también ganó 167 concejales. Las fuerzas patrióticas y chavistas alcanzaron la victoria en 255 alcaldías.
La oposición juega a la doble banda con el Poder Electoral. En días pasados, el Jefe de Estado, Nicolás Maduro, dijo que la derecha “por un lado quema el país, busca comprar a funcionarios de la Fuerza Armada para que levante un avión (golpe de Estado), saboteo la economía y cuando hay elecciones se presentan”, criticó.
Es lo que definió como doble banda, un mecanismo en el que ellos “participan de la política, optan a cargos, legalizan partidos, giro por el país, saco mis votos aquí, mis votos allá. Soy alcalde aquí, gobernador allá, soy diputada. Pero, saboteo la economía, me encapucho y hago guarimbas y mato a 43 venezolanos, se hieren a 850, se asesinan a funcionarios, y sigo conspirando para ver si logro comprar a alguien que tenga algún poder militar de destrucción”.
AVN

Comunas caraqueñas se pronuncian en respaldo al presidente Maduro



Este viernes, voceras y voceros del Consejo Presidencial del Gobierno Popular con las Comunas que integran el bloque de Distrito Capital manifestaron su más firme apoyo al presidente de la República, Nicolás Maduro, ante el complot terrorista e intento de golpe de estado planificado por la derecha venezolana y el imperialismo norteamericano.

Congregados en la plaza Bolívar de Caracas, los comuneros expresaron su repudio a las acciones golpistas, desestabilizadoras y de irrespeto a los símbolos patrios conducidos por grupos de derecha, los cuales han intensificado sus ataques a la revolución bolivariana de forma pronunciada en los días recientes.

“Hoy, el pueblo que se levantó el 27 de febrero de 1989 en contra de aquel paquete neoliberal está aquí nuevamente, en bloque, pronunciándose en contra de las intenciones imperialistas en nuestro país”, declaró Napoleón Montilla, vocero del bloque estadal de comuneros.

Las veinte comunas que hasta ahora han sido registradas en Distrito Capital, redactaron un pronunciamiento,  a continuación parte del comunicado: 

(...) No permitiremos que perturben la paz que hemos venido forjando desde hace 16 años, con nuestro Comandante Eterno Hugo Chávez Frías al frente, en el que hemos demostrado, a través de 19 elecciones, que tenemos un proyecto socialista firme, donde el pueblo es pilar fundamental.

Estamos comprometidos y preparados para combatir cualquier injerencia externa y defender esta patria con nuestras vidas si es necesario. Somos la vanguardia preparada porque decidimos ser libres para siempre. No desmayaremos en ninguna circunstancia y seguiremos formándonos para continuar aportando a la construcción de la Patria Socialista y consolidar el Estado Comunal.

Asimismo, estamos dando la batalla ante la guerra económica con la que la derecha y los empresarios fascistas que pretenden acorralar al pueblo. Sepan que las comuneras y comuneros estamos aportando a la economía nacional desde nuestros territorios, con cada uno de nuestros emprendimientos productivos, con cada vivienda digna que construimos, con cada proyecto que ejecutamos para mejorar la calidad de vida de todos y todas.


Tenemos una responsabilidad histórica porque así nos lo legó nuestro líder eterno, Hugo Chávez Frías, y es por ello que el día de hoy, desde este sitio histórico, la plaza Bolívar de Caracas, le damos nuestro apoyo incondicional al presidente constitucional de la República, Nicolás Maduro Moros, y le decimos a los apátridas que el pueblo heroico de Caracas está en las calles, preparado ante cualquier intento de ataque que pretendan perpetrar (...)

Texto y fotografía: Jorge Ferreira / Prensa Fundacomunal Distrito Capital.


27F el despertar de un pueblo antiimperialista



(Caracas, 27.02.15).- Jóvenes del Partido Socialista Unido de Venezuela (Psuv), Movimientos Sociales, Consejos Comunales y Poder Popular se congregaron este 27 de febrero, en Guarenas, estado Miranda, para conmemorar y rendir tributo a los mártires caídos durante el Caracazo de un día como hoy en 1989.

Históricamente la rebelión popular fue la respuesta de un pueblo ante una verdadera crisis infundida por las normas neoliberales en Venezuela.

Esta revuelta popular de 1989 evidenció la necesidad de un nuevo modelo de país, el cual comenzó 10 años después con la llegada a la presidencia del Comandante Hugo Chávez y el desarrollo de una profunda revolución política, económica, social y antiimperialista.

La actividad contó con la participación de Héctor Rodríguez, vicepresidente para el Área Social,  quien aseguró que,  “lo que ellos – la oposición- quieren, compañeros y compañeras, es generar la guerra civil en Venezuela para tratar de decirle al mundo que nosotros, los venezolanos, nos estamos matando, nos estamos muriendo de hambre porque no tenemos para comer, que no hay donde estudiar, que los abuelitos no tienen pensión(…) quieren generar las condiciones para dejar que otros países intervengan en Venezuela”.

Rodríguez invitó a todas y todos los venezolanos  a cumplir con la tarea de garantizar la paz. “Somos garantía de paz en este País. La fuerza que tiene el chavismo en sus 23 gobernaciones y 76 alcaldías es más de la mitad y se concentra en un Poder Comunal organizado que acompaña fielmente a nuestro presidente Nicolás Maduro.

“Gracias a nuestros diputados y diputadas de este estado seguimos garantizando la justicia social. Tenemos que dar la batalla en las próximas elecciones de la Asamblea, para garantizar que la Revolución continúe resguardando nuestro País”, detalló.

También participaron durante la Conmemoración del 27F, el concejal del municipio Sucre, Luís Figueroa y la alcaldesa de Zamora, Thais Oquendo.

-- 
Coordinación de Comunicaciones
COMANDO DE CAMPAÑA DE LA PATRIA HUGO CHÁVEZ 

¡CHÁVEZ VIVE, LA LUCHA SIGUE !